BIENESTAR EMOCIONAL

Chico viajando con mochila
Hacer un alto en el camino nos ayuda a volver a tomar decisiones. Freepik

Se trabaja de manera escalonada dando a cada paciente la profundidad de tratamiento que necesite, adaptando las recursos y formación del equipo de profesionales (desde lo cognitivo-conductual hasta terapia psicodinámica humanista) para que cada paciente pueda trabajar al nivel de compromiso que requiera su situación emocional.

En psicoterapia se facilita un encuentro con la parte más sana de uno mismo para poder ser consciente de ella y generalizarla en los demás aspectos de su vida, tratando de ir dejando atrás los puntos de conflicto interno que va señalando el Psicoterapeuta.

A menudo se recurre a Psicoterapia para tener una guía del camino, cuando en nuestra vida cotidiana se nos presentan situaciones que no sabemos manejar y nos producen angustia, ansiedad, stress o incluso problemas relacionales con los demás.

Cuando algo no funciona lo analizamos juntos en la consulta con el fin de ver lo que está dificultando solventar el problema y se ayuda a la persona a poder llevarlo a cabo dotándole de un análisis de su situación y de estrategias para afrontarlo. En ocasiones puede existir un bloqueo emocional y debe trabajarse.

El desequilibrio entre lo que queremos y lo que hacemos provoca malestar en la persona. Desde la psicoterapia se trabaja para conseguir unir éstos puntos lo máximo posible para encontrar el bienestar emocional.

Los diversos síntomas que nos podemos encontrar son muy variados:

  • Fobias
  • Estrés laboral
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Crisis de Angustia
  • Trastornos de personalidad
  • Trastorno adaptativo
  • Estrés post-traumático
  • Trastornos de alimentación
  • Adicciones
  • Hiperactividad/déficit de atención
  • Problemas en las relaciones con los demás
  • Acoso laboral

FORTALECIMIENTO & CRECIMIENTO PERSONAL

También se acude a psicoterapia para poder conocer y fortalecer nuestras propias capacidades, o bien desde las que ya tenemos sabidas poder crear nuevas habilidades sociales o personales que nos ayuden a tener mayor calidad de vida adquiriendo nuevas estrategias de afrontamiento y mayor conocimiento de uno mismo.

Poder mirarse a uno mismo y hacer un alto en el camino nos ayuda a volver a tomar decisiones y elecciones para un mayor disfrute de nuestra propia vida y cómo queremos vivirla, liberándonos de esa “mochila” que en ocasiones se llena de cargas negativas. Puedes pararte a mirar tu mochila y ver qué quieres dejar atrás y con qué quieres continuar.

PAREJA

Construir, avanzar, llegar a acuerdos y llevarlos realmente a cabo, son situaciones que nos encontramos habitualmente en terapia de pareja.

La falta de comunicación es un problema fundamental y en la terapia, el psicólogo trabaja en ayudar a éstos a entenderse y escucharse de un modo afectivo y respetuoso. Desde ahí se podrá escuchar al otro y avanzar.

A veces llega un punto en e l que si hay desentendimiento la solución no pasa por hablar más y más, y no es eso a lo que nos referimos con comunicarse, sino a comunicarse-entenderse y es mejor pedir ayuda que seguir distanciándose.

Según va avanzando la terapia pueden tratarse los verdaderos motivos del desentendimiento y no sólo los hechos externos que nos lo hacen ver.

Además de las sesiones de pareja, realizamos talleres grupales de pareja donde aprender a comunicarnos y respetarnos en un ambiente distendido y cercano creando el clima adecuado para poder avanzar y comprendernos mejor.

FAMILIA

Familia en el campo
Es importante plantearse qué rol jugamos en nuestra familia. Freepik
Qué rol jugamos en nuestra familia y si es el que realmente queremos, es algo importante a plantearse durante la terapia, y desde ahí poder construir y elaborar ese papel (modo de ser en esa relación) que nos de bienestar en nuestra familia, ya sea la de origen o la familia que hemos creado.

En algunas ocasiones puede ser muy beneficioso que se acuda en familia a la sesión ya que el avance es mayor y la toma de conciencia de la situación facilita el buen entendimiento entre los miembros de la familia afectados y por lo tanto la recuperación o construcción de una relación positiva entre ellos.

LA PSICOLOGÍA INFANTO-JUVENIL

Puede ayudar a conseguir un desarrollo psicológico adecuado y corregir a tiempo ciertas dificultades que se presentan en las diferentes etapas del niñ@. En las sesiones se juega y habla con el niñ@ ayudándole a buscar nuevas estrategias y formas de “hacer” para afrontar una situación y a asumir dificultades con la mayor adaptabilidad posible, permitiéndole encontrar su punto de bienestar.